Quiénes Somos

Somos una iglesia multi-cultural, multi-generacional con una pasion por ayudar a las personas a establecer una relación fuerte con Cristo.
Estamos comprometidos a encaminar a las personas para amar a Dios y a los demas.

Nuestra visión

Ser una iglesia multicultural, multigeneracional donde las personas se unen para continuar creciendo en amor hacia Dios y a los demas de manera completa.

Nuestra Misión

Desarollar a generaciones de personas devotos a Cristo, quienes construyen nuestra comunidad y viven en la fé día tras día.

Pastor Ruben Guajardo

Pastor. Ruben A. Guajardo Jr. es el pastor principal en Casa Del Rey y provee liderazgo y guianza a la iglesia.

Nuestro Valores

Nosotros como comunidad mantenemos en buest estima los siguientes valores que nos hacen fiel y unicos.

Nuestra Creencias

1) 1) Las Escrituras son inspiradas por Dios y declaran Su diseño y plan para la humanidad.

2) Hay un solo Dios Verdadero-revelado en tres personas ... Padre, Hijo, y Espíritu Santo (comúnmente conocido como la Trinidad).

3) En la Deidad del Señor Jesucristo. Como hijo de Dios, Jesús fue a la vez humana y divina.

4) Aunque originalmente bueno, hombre de buen grado cayó al pecado-marcando el comienzo del mal y de la muerte, tanto física como espiritual, en el mundo.

5) Cada persona puede haber restaurado la comunión con Dios a través de la salvación (aceptar la oferta de perdón por el pecado de Cristo).

6) Y la práctica de dos ordinances- (1) El bautismo en agua por inmersión después de arrepentirse de los pecados y recibir el regalo de salvación de Cristo, y (2) Santa comunión (la Cena del Señor) como un recuerdo simbólico del sufrimiento y muerte de Cristo por nuestra salvación.

7) El bautismo en el Espíritu Santo es una experiencia después de la salvación especial que permite a los creyentes para testificar y eficaz servicio, tal como lo hizo en los tiempos del Nuevo Testamento.

8) La evidencia física inicial del bautismo en el Espíritu Santo es hablar en lenguas, como las experimentadas en el Día de Pentecostés y se hace referencia a lo largo de los Hechos y las Epístolas.

9) Santificación inicialmente se produce en la salvación y no es sólo una declaración de que un creyente es santo, sino también un proceso de toda la vida progresiva de la separación del mal como creyentes continuamente se acercan a Dios y se vuelven más como Cristo.

10) La Iglesia tiene la misión de buscar y salvar a todos los que están hundidos en el pecado. Creemos que la Iglesia es el Cuerpo de Cristo y se compone de personas que, a lo largo del tiempo, han aceptado la oferta de Dios de la redención (sin importar la denominación religiosa) a través de la muerte sacrificial de su hijo Jesucristo.

11) Un ministerio de liderazgo divinamente llamado y ordenado sirve a la Iglesia. La Biblia enseña que cada uno de nosotros bajo el liderazgo debemos comprometernos a alcanzar a otros para Cristo, para adorarlo con otros creyentes, y para construir o edificar el cuerpo de creyentes-la Iglesia.

12) La sanidad divina de los enfermos es un privilegio para los cristianos de hoy y está previsto en el sacrificio de Cristo (Su muerte sacrificial en la cruz por nuestros pecados).

13) En la bendita esperanza, Cuando Jesús rapte a Su Iglesia antes de su regreso a la Tierra (la segunda venida). En este momento futuro en el tiempo a todos los creyentes que han muerto se levantarán de sus tumbas y se recibir al Señor en el aire, y los cristianos que estén vivos serán arrebatados con ellos, para estar con el Señor para siempre.

14) En el reino milenario de Cristo cuando Jesús regrese con sus santos en su segunda venida y comienza su gobierno benevolente sobre la tierra durante 1.000 años. En ese momento muchos en la nación de Israel reconocerá y aceptarlo como el Mesías, el Salvador que murió por ellos y toda la humanidad.

15) La sentencia definitiva se llevará a cabo por aquellos que han rechazado a Cristo. Ellos serán juzgados por su pecado y consignados al castigo eterno en un lago de fuego castigar.

16) Y esperamos que el perfecto cielo nuevo y una tierra nueva que Cristo está preparando para todas las personas, de todos los tiempos, que lo han aceptado. Vamos a vivir y habitar con Él allí para siempre después de Su reino milenario en la Tierra. "Y así estaremos siempre con el Señor!"

De dónde venimos

El siglo 20 fue uno de gran fundamento para la iglesia moderna. Fue un momento lleno de hombres y mujeres que eran apasionados y sintió el llamado de Dios para ir y llegar a aquellos que necesitan para experimentar el poder de Dios. Kenzy salvaje era uno de esos hombres. Era un hombre que se sentía llamado a llegar a la comunidad hispana; vio la necesidad de que la comunidad de habla española en Albuquerque para escuchar el evangelio completo de Jesucristo en su propio idioma. A principios de 1945, se llevó a cabo una reactivación de la comunidad para hacer precisamente eso. Muchos de la zona local vino al Señor debido a esto; tantos, de hecho, que decidieron comenzar a celebrar servicios religiosos regulares en hogares a través del centro de la ciudad de Albuquerque.

La Iglesia se reunió así durante dos años hasta que, en 1947, la Asamblea local de español de Dios compró una pequeña tienda en Santa Fe y Barelas. Esos años fueron la formación de un gran pueblo que se convertirían en una gran iglesia. Bajo el liderazgo de unos pocos pastores diferentes y con Bro. Kenzy salvaje siempre cerca, la iglesia creció y prosperó. En 1959, las personas derribaron esa pequeña tienda, y erigieron un nuevo santuario, llamando a la iglesia "El Aposento Alto", que significa: El Cenáculo.

En 1964, la iglesia se vio en la necesidad de un pastor. Bro. Salvaje recomienda que hablan con un estudiante y un buen amigo suyo para ver si estaría interesado en la posición. Era un joven, inteligente, articulado, y predicador ardiente de Monterrey, México, y que recientemente se había trasladado a Albuquerque. Parecía ser un ajuste perfecto para Aposento Alto. Después de mucha oración, el ayuno, reuniones, y ministrando en la iglesia, Rubén Guajardo padre fue elegido el Pastor.

Rev. Sr. Guajardo pasó los siguientes 20 años invirtiendo su vida en la iglesia. Infundió gran visión y llevó a la iglesia a través de algunas grandes victorias. En 1983, el hijo del Rev. Guajardo, Rubén Guajardo Jr., sintió el llamado de Dios para comenzar a servir en el ministerio de tiempo completo. Su corazón era ministro en el lugar que llama hogar. Él plantó una iglesia de habla Inglés en Albuquerque que calificó de "Praise Capilla." Rubén Guajardo, padre, y Rubén Guajardo Jr. y sus congregaciones trabajado juntos para evangelizar, discipular, y llegar a la gente con el amor de Jesucristo.

Su éxito como un equipo de ministerio era muy evidente. Aposento Alto y Alabanza Capilla tanto crecieron muy rápidamente a medida que muchos llegaron a experimentar la presencia de Dios en las iglesias. Se prepararon para el crecimiento futuro, y en 1993, comenzó la primera fase de la construcción de una nueva planta de la iglesia en el lado oeste de Albuquerque. Las iglesias, continuando en su propósito y visión, se trasladaron al nuevo edificio juntos en 1994. En 1995, Aposento Alto y Alabanza capilla se convirtió en una congregación y en 1999 eligieron a Rubén Guajardo Jr. como pastor principal. Siguiendo con la fundación de su padre y se mueve bajo la guía de su padre, Rubén Guajardo Jr. continuó empujando los mismos propósitos y visión. Para significar su unidad como una congregación con múltiples culturas, la iglesia cambió su nombre a "Casa Del Rey." Los ministerios florecieron y se convirtieron en el crecimiento imparable. Muchos llegaron a conocer a Cristo como su salvador personal; llegaron a experimentar el poder del Espíritu Santo.

La iglesia comenzó la construcción de la segunda fase de la nueva instalación en 2004. En 2006, su conclusión fue culminada por una ceremonia de inauguración de 3 días a dar gracias a Dios por su fidelidad. Casa Del Rey es rica en historia y es agradecido por todo lo que Dios ha hecho. Nosotros, como iglesia, miramos hacia el futuro esperando que Dios nos use para seguir para llegar a aquellos que necesitan para experimentar la gracia y de poder milagroso de Jesucristo.